El Color de mi Cristal | Coral Falcón, por Olga Hidalgo de Curiel

Una voz plural rasgo la monotonía de los espacios infinitos… La ciudad recoleta y austera sacudió su modorra de siglos que al compas de la vitalidad florecida, del sueño hecho realidad, comenzó una obra que es mística, acicate, ensoñación, antorcha que ilumina la hora del esfuerzo, liderazgo apasionado.

La celebración que nos congrega no es un torneo de felicitaciones que encubren el culto a la improvisación y el autohalago. No. Es la infinita satisfacción de saber que hay un trabajo cumplido que el Ateneo de Coro en 1963 vio nacer, durante la gestión del periodista Ildemaro Alguindigue, con la intuición positiva de José Maiolino Conte y unos cuantos Quijotes, una idea promisora y desde ahí se genero un compromiso que involucra en el tiempo: disciplina, espíritu de trabajo y brega, que no se rompe ni se agota ante las dificultades, evidencia que hoy constatamos con orgullo. Fuimos visionarios al concebir esta empresa maravillosa capaz de domar imposibles.

Vientos y huracanes, acomodos y reacomodos… ir y venir… unas veces la calma, otras, la ardorosa controversia pero siempre presente la propuesta de una tarea positiva plena de fraternidad.

Alguien dijo: (cito) “La maravilla de la tierra prometida incita a los pueblos a las grandes aventura”.

La Coral Falcón es una aventura de fe, que sorteando dificultades de diversos signos, marcha firme hacia un objetivo místico, elemental, generoso, comprendido en su existencia por la razón de todos y amado en su existencia por el corazón de muchos.

La Coral Falcón es un testimonio viviente de la riqueza que emana de los valores creativos de la provincia y de la tenaz abnegada y dura lucha que libran cotidianamente quienes se preocupan por impulsar las expresiones culturales de nuestros pueblos.

Después de un recorrido de 56 años es satisfactorio evaluar los resultados obtenidos, la transcendencia de la obra en sí. La Coral Falcón configura todo un movimiento de relaciones nunca vistas en la comunidad cultural coriana. Existe un contacto permanente con las agrupaciones corales que realizan un trabajo similar y llevan su mensaje de fraternidad a través del canto a todos los rincones del país y fuera de él.

Fueron años de intercambiar experiencias, de giras nacionales e internacionales fue un crecer intelectual y espiritual; crecimos, como resultado de un esfuerzo constante gracias al Profesor José Maiolino Conte y a quienes le siguieron con fe en su obra coral. Somos prueba de lo que puede hacer cada provincia o estado cuando hay la firme voluntad de realizar un trabajo coherente, disciplinado, capaz de enfrentar obstáculos, de anteponer mediocridades y negaciones dentro y fuera de la organización.

Hoy al recorrer el camino andado la Coral Falcón nuestra primera institución polifónica se ubica en el lugar que en justicia le corresponde, como dijo una vez Eudes Navas Soto: cito “La Coral Falcón es una institución de proyección universal, es un faro para orientar la barca cargada de esperanzas de un pueblo que se debate entre la indolencia y la inmediatez”

     Al cumplirse hoy 56 años gracias al buen Dios por habernos concedido ésta bendición. Felicidades a los coralistas de ayer, hoy y siempre.

Dios los Bendiga

Comentarios

comments

Sobre el Autor

Simon Ross The Guardian
Periodista. Diario "The Guadian"