Polifalcón Coro queda con 223 presos luego del traslado de 33 penados


GERARDO MORÓN SÁNCHEZ

“¡Que te vaya bien!”, decía agitando la mano y nostálgica, la mujer mientras el hijo sonriente le respondía por la ventanilla autobús 65 de Transfalcón, que lo trasladaba junto a 32 presos más,  hacia la Comunidad Penitenciaria de Coro donde terminarán de cumplir las condenas por los delitos cometidos y por los cuales hasta este jueves permanecieron en la comandancia general de Polifalcón ubicada en la avenida Alí Primera.

Sentimientos encontrados tuvieron familiares que presenciaron el traslado a través de la cerca principal de entrada a la comandancia de Polifalcón. Foto: Gregorio González/Nuevo Día

Quedaron 223 presos

El secretario de Seguridad Ciudadana, comisario general Oswaldo Rodríguez León y el director de Polifalcón, comisionado Lenny Leonardi Flores, indicaron que se trasladaron 33 penados, por lo que la sala de retención que hasta entonces mantenía 256 privados de libertad, redujo en 12,89% el hacinamiento, quedando 223 confinados de los cuales 26, entre ellos tres femeninas, serán trasladados al mismo penal en los próximos 15 días con lo cual se llegaría a 197 trasladados de todos los retenes de los diferentes organismos de seguridad. Durante el traslado estuvo el director de la Comunidad Penitenciaria Gregorio Méndez.

Ambas autoridades informaron que los trasladados son consecuencia del plan Pasos de Libertad que lleva a cabo el Ministerio de Servicios Penitenciarios y que solicitó el gobernador Víctor Clark en julio, mes durante el cual un equipo multidisciplinario estuvo en el estado Falcón, atendiendo a 1.255 privados de libertad de los cuales se acordó trasladar a 120 penados a la Comunidad Penitenciaria de Coro.

El 9 de abril ya habían sido trasladados 48 penados en el contexto del plan Solidaridad con los Presos, pero la mayoría de trasladados se han producido a partir del Plan Pasos de Libertad, figurando 25 presos de la región Paraguaná, otros 33 de la comandancia, a los que se suman estos 33, de 120 que estaban en lista.

Que les vaya bien en el penal donde pasarán los próximos años, desearon madres, esposas e hijas a los penados que hasta este viernes estuvieron en Polifalcón. Foto: Gregorio González/Nuevo Día

Uniformados de amarillo y con sus kits

Los 33 trasladados este viernes salieron de la comandancia de Polifalcón, vestidos de mono y franela amarilla, así como calzados deportivos que es el uniforme reglamentario en los penales bajo disciplina y control del Ministerio de Asuntos Penitenciarios. Adicional algunos, a los que se les pudo ubicar, llevaron colchonetas y kit de aseo personal.

El trasladado se efectuó bajo extremas medidas de seguridad por parte de una treintena de funcionarios de orden público, motorizados y patrulleros.

“Ya con este son tres hijos que me envían al penal, aunque los dos primeros los trasladaron a Caracas”, dijo Noris, quien en un mes apenas ha podido hablar por teléfono una vez con los primeros, pero está expectante de poder visitar a tercer hijo en la Comunidad Penitenciaria de Coro toda vez que en Polifalcón apenas podía llevarle comida, incluso el agua.

Un grupo de madres, algunas relajadas y otras llorosas, alegaban que, contrario al retén de Polifalcón, en la Comunidad Penitenciaria de Coro sus hijos estarían mejor, al menos según las referencias. “Dicen que en la cárcel hay médicos que los chequean, ya no estarán arrumados sino en módulo, con espacios para hacer deporte y recrearse, espacios más aseados y no expuestos a la sarna, como aquí. Además, allá hay baños”, dijeron.

Comentarios

comments