El Color de mi Cristal | En voz alta por Olga Hidalgo de Curiel

Olga de Curiel

Las estatuas de Cristóbal Colón cayeron al suelo en arrebato inicial de la “revolución bonita” era víctima propicia para cobrar el exterminio de la raza indígena en manos de los viajeros de India… “que sin compasión mataban, torturaban y quemaban vivos a los indios”, además, culpable de abrir caminos para que la Corona Española, en ejercicio de poder y dominio les impusiera una lengua que no era la propia y una religión que destruía creencias ancestrales.

Eran los tiempos del embeleso revolucionario que pretendía demostrar convicciones profundas y de regalar con alharaca en tribunas internacionales la obra de Galeano, editada en 1.981 “Las Venas Abiertas de América Latina”. Con lo que se quería demostrar que era una revolución con principios reivindicativos a nuestro maltratado continente, la marginación de los hombres y de las regiones.

¡Oh manes del tiempo! Después de idilio vino el drama; las huestes implacables del chavismo arremeten con saña contra los originarios Indios Pemones en Santa Elena de Uairen, se les acusa de “traidores a la patria”, reos de muerte por tratar de acceder a la Ayuda Humanitaria, alimentos y medicinas de las que carecen en grado sumo las comunidades indígenas. Ayuda Humanitaria que no es una limosna, que es, necesidad que clama al cielo y que no puede ocultarse, hay hambre y muerte por falta de medicamentos. La repuesta del régimen cruel y despótico es una caravana que transporta presos, delincuentes que pagan penas con los uniformes de la G.N.B, o sea, la barbarie y el genocidio a paso de vencedores con premeditación y alevosía.

La comunidad de Pemones en éxodo a la selva a salvar la vida y a intentar comprender el sacrificio que hoy se les impone. El Patrioterismo malvado les victimiza por buscar el sustento y la medicina, a ellos no les convence la consigna populista hay que evitar que nuestra soberanía sea violada, saben y les consta que hace tiempo nos sangran aprovechadores que se instalaron en nuestros espacios; no les da nota aquello de : “ no importa si andamos desnudos, no importa si no tenemos comida, no importa si no tenemos medicina y trabajo, lo que importa es defender la revolución” ya conocen con hechos y acciones que hay otros que les ha ido bien engrosando sus cuentas bancarias, disfrutando a costa de los desheredados de siempre. En otras palabras proclaman demagógicamente la Resistencia Indígena contra la conquista española y los asesinan porque tienen hambre y necesitan ayuda humanitaria.

Comentarios

comments