El Color de mi Cristal | Los abajo firmantes por Olga Hidalgo de Curiel

Olga de Curiel

Es del conocimiento de todos que el régimen promovió recoger firmas para rechazar y bloquear el ingreso de la Ayuda Humanitaria, considerando en el texto de la carta, (sic) “que nuestro país vive momentos de progreso económico y social, razón por la cual no hace falta dicha ayuda… que son logros alcanzados durante veinte años que hay que defender”… Una limosna del Imperialismo Yanky y sus aliados que no puede aceptarse”; asimismo la comunicación en cuestión, usurpando la libertad y la voluntad del firmante, obligado bajo el peso de la amenaza brutal y desconsiderada perder el puesto o el acceso a la bolsa Clap sino se cumpliese la dictatorial orden; toda una estrategia bochornosa y abominable que clama al cielo, ¿Qué clase de seres humanos son? Nada les importa para saciar sus ambiciones de poder.

Venezuela está inmersa en la historia doliente de los pueblos con hambre y necesidad angustiosa. Sobran testimonios que el régimen celosamente calla pero que se conocen, a la vista de todos, realidades dolorosas de famélicos andantes por esas calles de Dios, mujeres, niños, ancianos seres que desesperados buscan alimentos o medicina que no encuentran y reflejan lo que está ocurriendo.

¡Hay Hambre! No la ocultan las políticas socialistas de cajas y de bolsas, beneficio lucrativo para funcionarios y jefes civiles o militares que con desvergüenza y descaro apoyados las más de las veces por organismos de seguridad del estado presionan y amenazan para que los que transportan alimentos de primera necesidad los trasladen a los vehículos oficiales para ser llevados a sus centros clandestinos de acopio donde se distribuyen a familiares e incondicionales que tienen negocios con los cuales especulan con la necesidad de los iguales, esos que sirven para el voto y para el activismo. Bachaqueros distinguidos de primera línea con luz verde que pueden llegarse hasta las cercanas Antillas comerciando alimentos que hacen falta a las comunidades hambrientas; esos se llevan hasta el agua, los productos del mar más apetecibles y ganancias dolarizadas, esas versiones corren y se comentan, todo sucede ante la complicidad y complacencia programada de los que deben evitar que esto suceda, originando ésta hambruna imposible de ocultar.

Los cubanos ideólogos – artífices y otros que forman parte de la invasión silenciosa, fuerzas de ocupación que desgraciadamente horadaron el hueso y músculo del país libre que éramos les influyen viendo intervenciones que atentan contra la soberanía y allí tiemblan las vocales y las consonantes gritan, ¿Cuál soberanía? La de Venezuela perdió la virginidad desde el mismo momento que el Castro comunismo se incrustó en nuestras instituciones sembrando destrucción y muerte. La VeneCuba proclamada convirtiendo en marionetas sumisas, útiles a sus fines de sobrevivencia durante veinte años llevándonos por estos caminos tortuosos de odio, resentimiento, venganza y muerte, empobreciéndonos y sumiéndonos en éste desastre.

La Ayuda Humanitaria es un esfuerzo de vida. No es limosna es humanidad. La Asamblea Nacional consciente de su responsabilidad solicita e implementa los mecanismos de ayuda para que llegue donde se necesite. En el Puente de la Tiendita se instalaron tres obstáculos por orden del régimen que simbolizan: inhumanidad, cinismo y descaro de quienes alimentados en la ideología del mal destruyeron a un pueblo hermoso y próspero convirtiéndolo en mendigo azaroso.

En sus corazones de piedra y sus mentes solo hay persecución dolor y muerte.

¡Dios bendiga y de coraje macabeo a los que se dan por entero para lograr la ansiada libertad!

Comentarios

comments