“El Silencio del Papa” , por Raquel Amanda Medina Tirado


Este título, fue escrito hace más de 70 años, Durante la II Guerra Mundial.

A Pio XII le llamaban “El Papa de Hitler” y era blanco de recias críticas entre otros temas, por no suscribir un documento que condenaba junto a varios aliados internacionales, la persecución a judíos en Europa, por no mencionar el tema antisemita en su alocución del mensaje navideño del mismo año y un sinfín de señalamientos ante el discurso precavido del entonces líder religioso.

La lista es larga, el Papa Pío XII, fue duramente fustigado en su época, incluso, fue publicado un libro (“The Representative” de Rolf Hochhuth) convertido en un film llamado “Amén” del cineasta Costa Gavras, para terminar así de servir al aparato propagandístico y utilizado para tergiversar hechos y terminar ignorando el papel decisivo de la Iglesia Católica en el resguardo de la vida de más de 6 mil judíos en Europa.

“El silencio del Papa” fue sin duda el título más doloroso que en algún momento debió leer Pío XII, mientras se dedicaba a proteger a más de 6000 judíos que vivían en Roma y que fueron ocultados en colegios y parroquias.

En pleno siglo XXI Los venezolanos vivimos una tragedia que nos hace esperar de la máxima autoridad Vaticana, una posición firme y que al igual que Muchos en aquella época tampoco podían entender la manera diplomática que tiene el Vaticano de actuar, exigiendo en cuanto medio y columna, declaraciones radicales e inflexibles al Papa.

Hubiera cambiado el curso de la historia un apoyo a la oposición venezolana por parte del Estado Vaticano?
Cuántos colegios católicos que hoy garantizan la educación de nuestro país estarían cerrados? Cuantos Sacerdotes serían perseguidos?

Revisando las últimas designaciones del Vaticano, específicamente el nombramiento el de Monseñor Édgar Peña Parra, como secretario de estado y quien ha sido frontalmente crítico del Régimen y hoy trabaja al lado del Papa Francisco, me ha hecho reflexionar en estos episodios de la historia condenada a repetirse.
El silencio no creo que sea del Papa, el silencio es del tiempo, que en su debido momento nos contará la verdadera historia.

Comentarios

comments