Y EL RESTO PA’ CUÁNDO? | Quedó bonita entrada a la casa de El Caraqueño

Este martes el gobierno regional representado por el gobernador Víctor Clark y el ministro de Interior, Justicia y paz, Néstor Reverol inauguraron la primera fase de lo que será la nueva Avenida Independencia, y por la noche con música, y cohetes el paseo o corredor de unos 400 metros que solo abarcaron el espacio donde se ubican la casa oficial del gobernador y dos ministerios, por lo que suponemos no beneficiarán sino a muy pocos, y además enchufados.

El Caraqueño solo remodeló 400 mts de avenida y qué   casualidad, justo al frente de su residencia. Y el resto?

La avenida Independencia desde el Paredón hasta los tres platos son según los especialistas algo más de 1.8 kilómetros, por lo que haciendo una cuenta fácil –matemática simple-, si para tener a punto 400 metros necesitaron 10 meses y mucho real, entonces para culminar el 1.4 kilómetros restantes tardarán 35 meses, a doce meses que tiene el año, totalizan tres años –sin que se atraviese ningún evento fortuito o se no lleguen los recursos-, para que los corianos puedan ver la obra terminada y después podamos hablar de a cuántos corianos podría beneficiar dicha obra de vialidad.

   Los corianos criticaron que la obra se haga justamente al frente          de la residencia oficial y se dejara para después otras áreas

Lo cierto es que la avenida Independencia amaneció este miércoles cerrada, pues un camión de la gobernación se atraviesa en la mitad de esos 400 metros rehabilitados, aunado a que el sistema de aguas servidas que se ubica en la esquina del Hipermercado colapsó afectando si a los habitantes de la urbanización anexa.

El resto de la avenida, permanece igual de fea, con basura, árboles en mitad de la vía, huecos sin ningún tipo de señalización donde si hay comunidades y urbanizaciones además de instituciones gubernamentales, y hoteles que reciben a turistas que no ven la mejora cara de Coro.

Lamentable que el gobierno de Falcón haga un show con unos pocos metros de vialidad reconstruida –rumbo a los 500 años de la fundación de Coro-, pero más lamentable es que los siempre eternos jala bolas aplaudan una obra inconclusa que no tiene fecha para continuar y mucho menos para culminar.

Comentarios

comments

About the Author

Félix Amaya
Periodista venezolano. Exiliado en Ecuador. Periodista free lance. Egresado en Lic Comunicación Social ULA-Venezuela Máster periodismo iberoamericano Balboa Madrid - España Máster Inmigración y Cooperación Internacional Univ Francisco de Vitoria Madrid - España