EL LEÓN UN IMÁN PA’ PEOS | Familiares y amigos de Harold y Yerwins aseguran que fueron ajusticiados

En horas de la mañana de este lunes, familiares, vecinos y amigos de Harold Enrique Áñez y Yerwins Elías Medina, ambos de 16 años de edad, trancaron la avenida Alí Primera en Coro, como medida para exigir respuestas de las autoridades en lo que consideraron fue un “ajusticiamiento”, y no un enfrentamiento lo sucedido el pasado sábado primero de diciembre en el sector Las Delicias, donde una familia fue secuestrada presuntamente por tres sujetos para robarlos.

Carlos Amaya, y Richard Medina, tíos de Yerwin Elias, alegaron que tanto sus sobrino como su amigo Harold Áñez, habían salido esa sábado a una piscinada, y no fue sino hasta el domingo cuando aparecieron muertos. Manifestaron que los jóvenes eran prospectos de equipos de grandes ligas, uno como pitcher y el otro como cátcher, y que el único armamento que poseían eran una pelota de béisbol, un guante y un bate.

Exigieron que la comisión de fiscales que llegará desde la ciudad de Caracas, establezca responsabilidades y esclarezca el caso, asegurando que “nadie les devolverá a sus sobrinos pero deben devolverle su honor”.

Con notable dolor por la perdida, la progenitora de Harold Añez, la señora Joana Castro Medina, pidió justicia y que el caso sea esclarecido alegando que “esos muchachos iban juntos para todas partes, desde pequeños su pasión fue el béisbol y a eso se dedicaron. Tenían programado un viaje la semana que viene a Colombia para asistir a un campamento de béisbol de un equipo de grandes ligas y le negaron esa posibilidad”, dijo.

“No me devolverán a mi hijo muerto, pero no descansaré hasta limpiar su honor y el de su amigo, porque cuando me lo entregaron tenía el pantalón en sus rodillas manchados de tierra, lo que me hace presumir que a mi hijo lo ajusticiaron después de torturarlo”, sentenció la señora Joana.

Familiares, amigos, y gente del medio deportivo solo pidió que el hecho se esclarezca, que se sepa la verdad de cómo sucedieron las hechos ese sábado en horas del mediodía, declarando que el tercer fallecido no lo conocían ni siquiera de lejos y nunca lo habían visto con los jóvenes prospectos deportivos.

Comentarios

comments

About the Author

Félix Amaya
Periodista venezolano. Exiliado en Ecuador. Periodista free lance. Egresado en Lic Comunicación Social ULA-Venezuela Máster periodismo iberoamericano Balboa Madrid - España Máster Inmigración y Cooperación Internacional Univ Francisco de Vitoria Madrid - España