NO SE SALVA NADIE | Fundamutual a merced del hampa común

Para quienes caminan a diario a sus sitios de trabajo no es fácil ver como cada lunes la ciudad amanece sucia y llena de basura.

En la calle Comercio frente a la escuela Luis Espelozín antes de llegar a la plaza El Tenis, el aseo urbano no ha pasado desde hace muchoooo tiempo, lo que ha originado la acumulación de desechos sólidos en las aceras y rincones cercanos a este plantel.

Vecinos reclaman que los camiones del IMAUD –los pocos que quedan-, nunca pasan por esta calle, por lo que la basura deben llevársela a otro lado o simplemente amontonarla en las aceras donde los perros hacen fiesta.

En Coro ya no solamente el malestar es por las aguas servidas, la basura que enferma, los botes de aguas blancas por donde se pierden miles de litros de agua potable, lo caro de los alimentos, la ineficiencia de los servicios públicos, ahora se suma la temporada de lluvias y las enfermedades que pueda acarrear a los corianos.

Comentarios

comments

About the Author

Félix Amaya
Periodista venezolano. Exiliado en Ecuador. Periodista free lance. Egresado en Lic Comunicación Social ULA-Venezuela Máster periodismo iberoamericano Balboa Madrid - España Máster Inmigración y Cooperación Internacional Univ Francisco de Vitoria Madrid - España
Share via