COMUNICADO | Posición del Gobierno de Curazao a VENEZOLANOS que desean establecerse en Curazao

Los últimos desarrollos en nuestro país vecino, Venezuela, han hecho que el tema de los asilos sea un punto de atención en Curazao. En los últimos años, varias organizaciones, institutos y grupos de interés locales e internacionales han vociferado su pensamiento sobre la forma como Curazao se hace cargo del flujo de inmigrantes venezolanos. Varias de estas entidades han expresado su preocupación por la comunidad venezolana y abogan para que se mejore el trato a las personas que viajan desde Venezuela hacia Curazao, en busca de un mejor porvenir. El Gobierno de Curazao ha recibido diferentes peticiones de periodistas internacionales interesados en hacer investigaciones, entrevistas y hasta reportajes sobre el Centro de Detención y Corrección de Curazao (SDKK). Este interés en entendible. Sin embargo, por razones de seguridad, las visitas de la prensa a SDKK, principalmente en el “barak”, destinado a personas indocumentadas, están temporalmente restringidas. El Gobierno de Curazao, a su vez está consciente de la preocupación existente y por medio de este comunicado, explica su posición y sus políticas sobre este tema, en base a las leyes del país, tratados internacionales, relaciones exteriores y la realidad socio-económica de nuestro país.

 

Permisos de estadía
Curazao tiene un procedimiento regular abierto para todos los extranjeros (incluso aquellos procedentes de venezuela) que desean establecerse en Curazao por razones de trabajo, familiares, estudios o inversión en nuestro país. Si la persona en cuestión cumple con todos los requisitos estipulados en la ley y en las políticas, entonces puede ser considerado para obtener un permiso de estadía. En caso que una persona, tras hacer su petición mediante el procedimiento regular, no cumpla con los requisitos estipulados en la ley y en las políticas, el permiso le será negado. Si esta persona se encuentra en Curazao, esta debe abandonar el país, tal y como ocurre en todos los demás países del mundo. Si no lo hace, entonces pasaría a estar en condición indocumentada en nuestro país. Todo aquel que desee seguir el procedimiento regular, debe hacer su petición en el Servicio de Admisión de Curazao (Toelatingsorganisatie – TO).

Tratado Internacional para los Refugiados
Por otro lado, también hay personas que buscan protección de un país, debido a que sienten que su vida peligra en su país de origen. En un caso tal, la persona puede solicitar asilo. Asilo significa que un país asume a un extranjero y se hace cargo de, entre otras cosas, su seguridad, vivienda, salud, trabajo y bienestar en general. Todo esto está estipulado en el Tratado Internacional para los Refugiados. Curazao, considerando, entre otras cosas, su situación socio-económica y financiera, y su realidad física, no está afiliado a este tratado, así como tampoco se ha establecido una ley local para este fin. El hecho que Curazao forme parte del Reino Holandés y que Holanda si esté afiliada al Tratado Internacional para los Refugiados, no significa que Curazao también tenga la obligación de hacer esto. Cada país autónomo puede escoger, a base de su propia realidad, si desea hacerlo o no. En este caso, por ejemplo, Aruba y las islas BES (Bonaire, San Eustaquio y Saba) sí están afiliadas al Tratado Internacional para los Refugiados.

Tratado Europeo de los Derechos Humanos
Curazao, sin embargo, es miembro del Tratado Europeo de los Derechos Humanos (Europees Verdrag Voor De Rechten Van De Mens – EVRM). EVRM estipula en su artículo 3, que no se permite que las personas sean torturadas, maltratadas o castigadas de forma inhumana o denigrante. Basados en este artículo,  la jurisprudencia ha formulado el principio de la ley internacional llamada “non-refoulement”. Esto implica que no se puede enviar a una persona de regreso a un país en donde corra peligro de ser torturada, maltratada o castigada de forma inhumana o denigrante por las autoridades de ese país. Mirando que Curazao forma parte del tratado EVRM, tiene el deber de atenerse a este principio.

Procedimiento en el marco del EVRM 3
Por esta razón se ha estipulado un procedimiento para atender a los extranjeros que entren a Curazao y soliciten protección, indicando que no pueden regresar a su país de origen debido a que su vida está en peligro o que serán maltratados. Los extranjeros que viajen a Curazao y deseen pedir protección, estarán sujetos a un procedimiento antes de ser considerados para recibir la protección del País de Curazao en el marco del artículo 3 del EVRM. El extranjero en cuestión debe hacer su petición al momento de ingresar por una frontera oficial de Curazao (por ejemplo, el aeropuerto) ante las autoridades oficiales de Curazao y no ante ninguna otra instancia. Debe presentar suficientes argumentos válidos que justifiquen que su vida corre peligro, motivo por el cual no puede regresar a su país de origen.
Aquí en Curazao, por ejemplo, está presente la organización del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que tiene bastante interés en ayudar a las personas que desean pedir protección. Sin embargo, el gobierno ha asumido su responsabilidad en cuanto al registro de las personas que de alguna forma buscan protección y evalúa estos casos aplicando sus propias políticas. De acuerdo con estas políticas, cuando se constata que una persona realmente necesita protección, se involucra a ACNUR, de manera que la organización pueda encargarse de ubicar a la persona en un país que sí sea partícipe del Tratado para los Refugiados. Estas políticas van acordes con las leyes internacionales. En caso de haber indicio de que una persona no tiene motivos válidos, está tendrá que abandonar el país. Si no lo hace, estará en condición de indocumentada en Curazao.

Comunicación sobre el procedimiento
Actualmente el Ministerio de Justicia, junto al Ministerio de Asuntos Generales, están encaminando varias vías para informar sobre el proceso a la hora de solicitar protección. La persona interesada en solicitar protección, puede recibir información del procedimiento completo, en el sitio Web del Gobierno. Igualmente ya se ha organizado una sesión en donde se brindó información al público sobre este tema. Adicionalmente se está trabajando en otras vías de comunicación, para así mantener al tanto a todas las personas de la cadena judicial, como a las personas que desean solicitar protección. Es importante enfatizar que hay una diferencia entre el proceso de admisión regular y el proceso basado en el EVRM en su artículo 3. Un extranjero que desea establecerse en Curazao para vivir y trabajar, debe seguir el proceso regular. Solamente aquellos cuyas vidas realmente corren peligro en su país de origen, o corren riesgos específicos de ser maltratados o torturados por las autoridades de su país, pueden aplicar para recibir protección en Curazao.

Derechos humanos
En las diversas opiniones sobre este tema, un punto de preocupación que ha surgido son los derechos humanos.
En ciertos casos, existe la percepción de que Curazao no le da mucha importancia a los derechos de una persona indocumentada. En primer lugar, ocurre que cuando un policía, durante una investigación o control, se encuentra con una persona que no puede demostrar que tiene los permisos necesarios para permanecer en la isla legalmente, la persona es trasladada al departamento de ‘vreemdelingentoezicht’ (extranjería) del Cuerpo Policial de Curazao. Allí se revisan los sistemas de inmigración y admisión para obtener más información sobre la permanencia de la persona, a quien también se le hace una entrevista para conocer los motivos de su permanencia ilegal. Con esta información, se elabora un informe y, de ser necesario, se emite un decreto de expulsión para la persona.

Objeciones al decreto (de expulsión)
Además de todo esto, en Curazao hay leyes que otorgan a todos la oportunidad de oponerse al decreto mencionado. La apelación puede hacerse ante el Ministro de Justicia (‘bezwaar’) o ante la Corte de Justicia (‘beroep’). Ya los abogados conocedores de esta materia, así como el gobierno, saben lo que debe tomarse en cuenta al momento de apelar un caso de expulsión de una persona, debido a su permanencia ilegal, en base a la jurisprudencia de los últimos años. La jurisprudencia ha determinado que una persona no tiene derecho automáticamente para esperar en Curazao a que su caso sea tratado. Esto significa que las políticas que se aplican en Curazao, son correctas y no violan los derechos de las personas indocumentadas. Ha habido casos específicos, en donde un juez ha determinado, considerando los detalles del caso, que se pueden hacer excepciones a la regla. Estas políticas también encajan con las normas internacionales.

Detención: Una medida preventiva
La detención de una persona indocumentada es una medida preventiva también, para garantizar que esta persona abandone Curazao. En el pasado hubo casos en donde se intentó llegar a un acuerdo con la persona indocumentada, para evitar tener que detenerla. La persona podía hospedarse en ese entonces en casa de un familiar hasta el momento de su deportación. Sin embargo, en la mayoría de los casos ocurría que la persona se ocultaba nuevamente y no salía del país. Desde el punto de vista preventivo, todas las personas que hayan demostrado que no abandonarán el país voluntariamente y de manera legal, serán detenidas mediante la cadena judicial, para asegurar que regrese a su país.

A los indocumentados detenidos se les permite llamar a sus familiares y si es necesario, recibir artículos de primera necesidad y lo que pueda necesitar para vestirse, incluso su boleto aéreo para salir de Curazao. Además, es posible que el indocumentado reciba visitas de su abogado, siempre y cuando estas se hagan de acuerdo con las reglas estipuladas en las políticas de seguridad del Centro de Detención y Corrección de Curazao.

Alojamiento de los detenidos
Curazao pone mucha atención al cumplimiento de los derechos humanos de cada persona  que es detenida debido a su condición de indocumentada. Los indocumentados reciben un trato distinto al de los detenidos que han sido encarcelados por razones penales. Además, constantemente se hacen esfuerzos para mejorar la calidad de las celdas de la policía y de SDKK (incluso en el ‘barak’ para alojar extranjeros detenidos).
Hay organismos internacionales y locales que revisan estos centros y aconsejan a la justicia sobre cómo mejorar su funcionamiento. El gobierno, por su parte, hace lo posible para implementar estos consejos tomando en cuenta sus límites financieros. En este sentido, recientemente se conversó con Holanda para recibir apoyo financiero a fin de tener un mejor albergue para los indocumentados detenidos. El gobierno tiene pendiente la formalización de estas conversaciones.

Solidarios pero realistas
Otro punto de preocupación es que a pesar que Curazao, en base al artículo 3 del EVRM, brinda protección como se ha indicado anteriormente, por otro lado Curazao mantiene sus políticas de admisión y expulsión. Esto aplica sin hacer excepciones a favor del grupo de extranjeros venezolanos que desean abandonar su país temporalmente debido a la situación actual, y que desean permanecer en Curazao sin cumplir con las políticas de admisión.
El Gobierno de Curazao es solidario con los ciudadanos de nuestro país vecino, Venezuela. Sin embargo, la realidad socio-económica y la pequeña escala de nuestro país, no permite que Curazao pueda acaparar un flujo grande de extranjeros. Incluso países grandes de la región han empezado a poner restricciones y están limitando la entrada de los venezolanos que buscan permanencia en el país.
Si un extranjero venezolano cumple con los requisitos, de acuerdo a los procedimientos regulares, naturalmente recibirá un permiso de estadía, al igual que los extranjeros de otras nacionalidades.

‘Taskforce ongedocumenteerden’ (Grupo de Trabajo sobre indocumentados)
El Gobierno de Curazao, sin embargo, está consciente de la situación sumamente preocupante que reina en Venezuela y la está vigilando de cerca. El ‘taskforce’ que se ha instituido para atender los temas sobre indocumentados en Curazao, se reúne con regularidad para vigilar y atender todos los desarrollos alrededor de este tema.
Este ‘taskforce’ incluye a todas las instancias gubernamentales que de una u otra forma están relacionadas con este asunto. En caso que la situación en Venezuela escale a un nivel extremo y se produzca un flujo extremo de venezolanos hacia Curazao, el ‘taskforce’ ya tiene un plan de crisis elaborado para que Curazao pueda hacerse cargo de la situación, tomando en cuenta los derechos humanos de las personas involucradas.

FIN DEL COMUNICADO

Comentarios

comments