OPINIÓN | LAS MANOS QUE MECEN LA CUNA DEL CNP-CORO

Desde el Ministerio de Turismo y Pequiven intentan alborotar a través de sus operadores del CNP la opinión pública regional, en el mismo saboteo que no ha dejado de operar desde octubre 2017.

Hagamos un recuento, del 2017 hasta hoy. No existe una sola institución, u organismo del estado que no sufra la calamidad de la ineficiencia, la corrupción y los vicios de la pasada gestión de Stella Lugo. Protección Civil sin ambulancia, Policía sin patrullas, cementerios de chatarras, desfalcos, pagos abultados y pare usted de encontrar consiguió la gestión del Clark, “un verdadero desastre” diría un planificador ligado al gobierno regional.

De esos vicios, de esas irregularidades, de esas chatarras, no escapa la ORI, antigua guardia pretoriana comunicacional del matrimonio Montilla, donde se utilizaron recursos para silenciar y perseguir periodistas, medios, comunicadores, bajo la tutela del gigante “JOTA” y sus operadores a quien enclavó durante más de 10 años en el CNP.

En política, cualquier estrategia es válida, y así fue, como durante tanto tiempo, le haya resultado como anillo al dedo al “gigante”, el callar, presionar, perseguir, a todo el que públicamente no estuviera de acuerdo con la gestión de la actual Ministra, vendieron la entrega de la gobernacion como si entregaran una tacita de Oro, cuando lo que estaba entregando era un “Cochinero” pero sin cochinos, puraa mier…

Descubierto un secreto a voces, ahora, ya desgastado, rayados, con la opinión publica en contra, dan sus últimas pataletas, con sus últimos operadores mediáticos, ya sin alcaldes, sin dirigentes, y sin jalabolas (los que quedaban se los llevaron pa Pequiven y MinTur), buscan quedar, ellos como una gestión ejemplar, y la actual ineficiente.

La estrategia no les terminó de funcionar porque a “control remoto” y con un pequeño grupo de “inmorales” es imposible generar una matriz de opinión fuerte y convincente que compruebe que la pasada gestión casi monárquica “eficiente y bonita” cuando la realidad le abre los ojos hasta un ciego.

Del otro lado, se vislumbra a un chamo, que sin recursos, sigue intentándolo, trabajando, sacando del estado del foso en la mentira que le vendieron y lo metieron.

Se acabaron los 500 perniles, que todos los diciembres les enviaban para todos los afiliados donde solo se beneficiaba “un grupito”, se acabó los donativos de “altas sumas” de dinero para juegos nacionales, donde el periodista-deportista pasaba roncha mientras los altos mandos dormían en buenos hoteles con buenas comidas, se acabó lo que se daba, porque este país y este estado cambió, y ya aquí, ni Montilla ni Stella mandan, “gracias a dios”.

 

AS-LBC-GMT

Fotos “Google” (hay por coñazoss)

Comentarios

comments

Share via