OPINIÓN — MISIÓN JUSTICIA SOCIALISTA — José Amalio Graterol Jatar

Tras 18 años ,en los cuales se ha producido en la historia de Venezuela ,el mayor número de asesinatos, arribando ya a 285.000,casi todos impunes pues solo se ha esclarecido, al decir del propio régimen, el 3% de los mismos , apenas unos 8.550 casos. Insólitamente han quedado en la impunidad más absoluta 276450 casos de asesinatos, lo que constituye una vergüenza mundial y transforma a nuestro país en un santuario de asesinos, sicarios y criminales de toda laya y no es seguro que se haya aplicado la justicia a los culpables descubiertos, para muestra el caso Wilmito quien disfrutaba de la pena impuesta en una playa de Margarita.

Cientos de miles de arrebatones, prendas y celulares quitados por los delincuentes a los venezolanos; secuestros exprés, hurtos, atracos, violaciones, ,agresiones indiscriminadas a los ciudadanos, arrojan una situación de inseguridad inaceptable e insoportable para la población.

. Ahora el gobierno ha producido una nueva  tapadera al problema, mediante el decreto  presidencial Nº 2718 de fecha 7 de febrero de 2017.:,mediante el cual pretenden implementar misión Justicia Socialista..

Discutir sobre la inconstitucionalidad del mismo y enfrentarlo desde el punto de vista jurídico es una posición harto difícil, de resultados evidentemente negativos frente al Tribunal Supremo de Justicia, transformado  en el foro político por excelencia suplantando al poder legislativo. De nada valdrán los enjundiosos estudios jurídicos que solo servirán para que el régimen juegue su estrategia favorita, como es la acción retardatriz, mediante la cual le cede espacio a sus opositores, para continuar ganando tiempo, así lleva 18 años aferrado al poder.

La violación constitucional y la falta de sindéresis jurídica  del nefasto decreto es irrebatible, pero es un intento de pasar la página para que los venezolanos discutamos cándidamente sobre las ventajas de una Justicia Socialista, igualitaria y gratuita, que sustituya el ejercicio “mercantil” de la profesión de abogado, para una sociedad amparada por la bondades del legado del “comandante eterno.”

Miles de familias han perdido muchos de sus integrantes y al gobierno esas muertes que tronchan vidas humanas y producen miles de viudas y huérfanos ese  inmenso dolor de las familias les son totalmente indiferentes, los hijos del pueblo no son importantes, lo significativo es la construcción de la revolución del socialismo del siglo 21

El gobierno “feminista” no persigue violadores de mujeres, ni a quienes roban, asaltan las casas de familia, causan daños físicos y materiales porque el gobierno, el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, las policías, los militares, el PSUV y los Tribunales están construyendo la revolución o sea esa revolución no es para el bienestar de los venezolanos, sino para seguir en el poder los mismos ¿qué importa  un muerto más, un muerto menos, una mujer violada o una familia destruida? ¿ o los venezolanos que huyen del país porque no hay seguridad? Frente a esa situación debemos reaccionar con fuerza, está  en juego la integridad física y moral de todos los venezolanos y es obligación ineludible quitarle la careta a esta nueva engañifa de los amarrados al poder, para quienes la gente es solo para gobernarla a su antojo y disfrutar el poder lujuriosamente, sin importarle la felicidad o  el dolor de la gente.

Es imprescindible tomar una posición no solo para señalar el adefesio jurídico creado de “justicia socialista”, hay que organizarse para reclamar contra la impunidad de los delitos, como política de estado, para someternos bajo el terror de la delincuencia  la más poderosa del mundo, ya que   todo lo puede y todo lo hace y los venezolanos ¡Qué esperen porque algún día vendrá la revolución, mientras tanto que mueran o sean vulnerados, no importa, esperen, algún día habrá socialismo! ,¡lo están construyendo sobre los cadáveres de los muertos del hampa!

Es de suprema jerarquía que nos organicemos para dar la lucha por la vida en Venezuela y para ello me permito citar un pensamiento de Leonardo Ruiz Pineda en el año 1952 frente a la dictadura perezjimenista:”Y es que los movimientos políticos de honda perspectiva, no están programados contra reloj, ni sometidos a seguir itinerarios de etapa, ni pautados contra calendario”

En base a esas afirmaciones es tiempo de organizar la defensa de la vida de los venezolanos, ardorosamente sin prisa, ni fechas obligatorias, debemos iniciar desde ya, una lucha sostenida, permanente, persistente y organizada, como única forma de enfrentar las amenazas contra la vida. .Los colegios de abogados y universidades han invitado a la lucha y debemos incorporáramos todos, en los próximos días se anunciaran los movimientos y acciones a tomar, hagamos posible la Venezuela de la vida, en paz. Seria y capaz de albergar a sus hijos, sin que sientan el terror que los malhechores y forajidos inspiran con la impunidad que los cobija, desde las instituciones del Estado.

Comentarios

comments

A %d blogueros les gusta esto: